NECESITO DE VUESTRA COLABORACIÓN.


Cualquier sugerencia, recuerdo o anécdota, así como material gráfico será recibido con gratitud. No dude en ponerse en contacto. Gracias a todos.

email: laciudadlineal@yahoo.es


TODOS LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG ESTAN PROTEGIDOS POR EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.

15 de julio de 2009

EL CINE SALAMANCA ( De Gary Cooper a las bragas, medias y sujetadores )

 
"Cine de barriada, con algunos honores de sala céntrica"; así la definía el propio arquitecto D. Francisco Alonso Martos a su obra; para otros sería algo más que eso, si no hubiera sido difícil salvarlo de la quema allá por los años 90.


Fachada principal del edificio poco después de su apertura, cuando aún se podía aparcar.

Se especula acerca de la influencia sobre este de otro edificio dedicado a cinematógrafo; como muchos intuíamos el Barceló, construido con anterioridad por D. Luis Gutiérrez Soto, el padre de los grandes cinematógrafos madrileños. El edificio se comenzó a construir en la intersección de las calles Torrijos hoy Conde de Peñalver y Hermosilla en un solar de metros cuadrados, con estructura de hormigón armado, la cual se dejaba entrever en algunos detalles del patio de butacas y la sala de fiestas situada en su planta sótano.



Dos vistas de la sala de fiestas en el sótano, con bóveda y pilares de hormigón armado.

Su construcción tan solo sufrió un percance, debido a como el Sr. Alonso decía: "Nadie nos advirtió que bajo uno de los pilares mas importantes del edificio con carga aproximada de 550 toneladas se encontraba el túnel del Metro". El contratiempo se solvento sin mayor problema modificando y reforzando la estructura junto con la ayuda del ingeniero D. Pedro Prieto.
Las fachadas del inmueble claramente influenciadas por el racionalismo alemán eran una superposición de volúmenes, dando especial protagonismo al cuerpo semicircular que presidía la esquina bajo el que se encontraba la entrada a la sala. Para aprovechar al máximo el espacio y al igual que el cine Barceló, la sala se construyó tomando como eje una de las diagonales del rectángulo, haciendo hincapié en tema acústico, recién estrenado, y en el que el Sr. Alonso Martos puso un especial cuidado, tal y como se describe en la revista Arquitectura.
El vestíbulo se extendía a lo largo de sus dos fachadas, estando este solado en mármol y decorado con líneas sencillas.

 
El vestíbulo principal. Detalle de las escaleras de accesos a los anfiteatros y palcos.

Junto a la puerta principal arrancaban dos de las escaleras de acceso a los anfiteatros, simétricas y con barandillas de latón pulimentado, las otras se encontraban en cada uno de los extremos de la sala, una de ellas junto a los aseos tal y como se describe en la figura.[...] 

El resto de la información la podrán encontrar en la página 276 de mi libro "Cines de Madrid"

4 comentarios:

  1. Maravilloso Post y precioso cine... Tan grandote. Qué pena que ahora ir al cine se haya convertido en ir a salas impersonales, todas iguales, y sin cortinas ni mármoles.

    En su última época el Salamanca programaba junto con el Fuencarral (hoy un bloque de pisos, creo) y el Bulevar (también desaparecido).

    Espero con ansia más artículos sobre más cines de Madrid

    ResponderEliminar
  2. Pedazo de cine!! Impresiona todo en él. Me apunto al racionalismo alemán!! (León)

    ResponderEliminar
  3. Ay, ay ay, qué recuerdos. Pepi, Luci y Bom, octubre de 1980. Se iniciaba un mundo nuevo, al menos para mí.

    ResponderEliminar
  4. Madre mia por aquel entonces yo tenia 3 años. Gracias Breckinridge, por tu comentario.

    ResponderEliminar