NECESITO DE VUESTRA COLABORACIÓN.


Cualquier sugerencia, recuerdo o anécdota, así como material gráfico será recibido con gratitud. No dude en ponerse en contacto. Gracias a todos.

email: laciudadlineal@yahoo.es


TODOS LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG ESTAN PROTEGIDOS POR EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.

26 de septiembre de 2011

EL CINE ASTORIA DE VICALVARO

           El arquitecto Antonio Querejeta proyectó en el año 1948 un local para proyecciones cinematográficas y representaciones teatrales, en un solar propiedad de don Godofredo Boira, situado en la esquina de las calles José Antonio y Nicomedes Llorente en el término municipal de Vicálvaro, en esa época aún no anexionado a la capital.
El local que se proyectaba tenía un aforo de 496 espectadores en una sola planta con localidades de preferencia y general repartidas en 2435 m3 por lo que el espacio por espectador equivalía a 4,8 m3.
El edificio que se construiría en esquina, tenía dos fachadas, la de menor tamaño a la calle en esos momentos conocida como José Antonio ( la principal del pueblo), dejando la otra cara, la mayor, a la calle lateral donde se instalarían las puertas de desalojo directo del cinematógrafo. Sobre la fachada de la calle principal se construiría una vivienda para el propietario, con entrada directa e independiente a través de una puerta situada en un extremo de esta.  En el centro de la misma cara, se ubicarían las puertas de entrada al local, de 4 metros totales de anchura que sumadas a las otras dos laterales de las mismas dimensiones, superaban con demasía las longitudes establecidas por el reglamento para locales en poblaciones menores a 50.000 habitantes.


Fachada principal a la calle de José Antonio.

                En la planta principal se configuraron cinco huecos de ventana correspondientes a la vivienda del propietario, dejando el resto de servicios y  proyección, con ventilación a  la calle lateral o desde un patio creado al efecto en el interior de la finca.
                En la calle lateral y ocupando prácticamente la totalidad de la parcela, se construyó el patio de butacas dejando hueco en sus fachadas para las dos salidas de emergencia anteriormente mencionadas y una puerta más en su extremo para acceso directo al escenario y camerinos. En  la parte posterior  y tras el edificio quedaba un pequeño solar de la propiedad que no sería edificado.


Fachada lateral a la calle de Nicomedes  Llorente.

                Con armadura de hormigón armado se levantaría la estructura del local, cubriendo sus paramentos con ladrillo cerámico de un pie de espesor revocado a la catalana y pintado en tonos claros. El tejado se soportaría con cerchas de hierro cubriéndose con chapa, forjando un cielorraso de doble tablero de rasillas sobre el que se apoyarían las tejas.[...] 

El resto de la información la podrán encontrar en la página 207 de mi libro "Cines de Barrio"

14 comentarios:

  1. Buenísimo, David. Siento no haber conocido ni conocer Vicálvaro, que para leer estas cosas que escribes vendría bien. Me hace gracia comprobar como el cine propiedad de Félix Izquierdo se llamaba "San Félix" al igual que otro que existió en Vallecas, en la calle Nicasio Méndez y ahora Monte Igueldo, se llamaba "San Nicasio" por ser propiedad del propio Nicasio Méndez. ¿Sabes por qué ese "San" tan santoral?. Por cierto, si tuvieses algún dato sobre el "San Méndez"... pásameló, porfa.
    Un beso y sigue, sigue, sigue.

    ResponderEliminar
  2. Hola Charo, muchas gracias nuevamente,e sta vez como no, la primera.
    No hay ningunda información acerca de ese cine San Mendez que me hablas, buscaré a ver si encuentro algo.
    Lo de los santos ni idea, pero buscar un nombre para un negocio es complicado, y como había mucha devoción!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada, me ha encantado no solo las descripciones, sino la historia de cada uno de ellos, de como dieron vida a un pequeño pueblo y que nunca se han borrado de los recuerdos del imaginario colectivo, ojala nunca desaparecieran estos templos.

    Muchas Gracias y animo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Sindo, volvemos al ataque con nuevas entradas cargadaditas de recuerdos.

    Es una verdadera lastima que salas como el cine Mundial una pequeña réplica de las salas centricas de la capital se decapitara olvidando su pasado. En ella crecieron tantos y tantos jovenes de la barriada.

    Un saludo y muchas gracias por tus palabaras.

    ResponderEliminar
  5. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
  6. Como habitante de Vicálvaro me ha encantado conocer la historia de los cines aqui... Me ha llamado la atención y me da pena que ahora no haya ninguno puesto que incluso acaban de cerrar un multicines para convertirlo en gimnasio...
    Gracias. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por dejar tu comentario.

      La verdad es que ni los más jóvenes se salvan de de la epidemia, ¿cual es el que han convertido en un gimnasio? Ya que tambien ha desaparecido podríamos investigar algo sobre el. Un saludo y gracias.

      Eliminar
  7. PARA UN VECINO DE VICALVARO QUE ESTA A PUNTO DE CUMPLIR MEDIO SIGLO DE VIDA LE ES MUY GRATO LEER ESTE TIPO DE ARTICULOS REFERIDOS A LUGARES QUE FORMAN PARTE MUY IMPORTANTE DE SU INFANCIA Y JUVENTUD. MUCHAS GRACIAS A TODO AQUEL QUE SE DEDICA A RECOPILAR ESTE TIPO DE INFORMACION Y HACERLA LLEGAR A TODO EL MUNDO. UN SALUDO. MUY AGRADECIDO. JOSE ENRIQUE ORTIZ OLMEDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso se hace Jose Enrique, para que lo disfruteis, y te puedo asegurar que se hace de todo corazón. Lástima es que no mucha información y quien la conoce no sabe ponerse en contacto conmigo, culaquier detallito, por mísero que parezca puede ser de gran importancia.

      Me alegra que conocieras personalmente los locales y que te trasladaran a tu infancia y juventud.

      Recibe un abrazo.

      Eliminar
  8. Sensacional blog que, incluso, casi me hace saltar alguna lagrimilla. Cuantos buenos momentos he pasado en varios de los cines citados, especialmente el San Félix y el Astoria, ya que soy de Vicálvaro de toda la vida y cuento ya con 45 castañas. Recuerdo que de niño, estábamos deseando que llegara el fin de semana y lo prímero que hacíamos era ir a ver las carteleras. A veces, teníamos un dilema, cuando nos gustaban las películas que se ofrecían en ambos cines. Así que tomábamos una decisión salomónica. El sábado íbamos a uno y el domingo al otro.

    Tampoco me olvido del Mundial y del Lepanto, aunque fui más veces a este último, pero ni de lejos tanto como a los de mi barrio.

    Por cierto, las entradas creo que costaban entre 40 y 45 pesetas. ¡¡¡Qué tiempos!!!

    ResponderEliminar
  9. Se me olvidó comentar antes que el multicines que se ha cerrado y que ahora es un gimnasio, estaba en el centro comercial de Valdebernardo. Me dió mucha lástima, puesto que en los últimos años iba con cierta frecuencia a esos cines.

    David, muchas gracias por esta estupenda página y por habernos tocado un poco la fibra.

    Un cordial saludo,
    Carlos

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Carlos que te guste. A mi me agrada conocer esas historias de primera mano y seguría escribiendo muchísimo tiempo más por conocerlas. Realmente cuando lo has vivido en primera mano gustan mucho más, pero es cierto que hay maravillosas historias contadas por terceros que son increibles. Para mi, personalmente, nacido hace 35 años en Pueblo Nuevo, el cine Mundial es mi favorito, aunque he de reconocer que jamas lo vi funcionar. Quizás por ello naciera este blog.
    Un abrazo y te animo que sigas visitandome y dejanto tus comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta el trabajo que estás realizando David, muchas gracias. Echo en falta el cine de mi abuelo y su familia: Cine Díaz o Cine Vicalvaro, el cual fue el primero de todos, allá por los años 20.
    Ya me pondré en contacto por email para contarte más cosas del cine.
    Saludos,
    Raquel

    ResponderEliminar