NECESITO DE VUESTRA COLABORACIÓN.


Cualquier sugerencia, recuerdo o anécdota, así como material gráfico será recibido con gratitud. No dude en ponerse en contacto. Gracias a todos.

email: laciudadlineal@yahoo.es


TODOS LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG ESTAN PROTEGIDOS POR EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.

14 de marzo de 2010

EL CINE CONSULADO. (El gran buque de la familia Reyzabal).

 
El Cine Consulado fue un proyecto del arquitecto D. José Luis Sanz Magallón, llevado acabo entre 1960 y 1961, que se construiría en un solar ocupado por un antiguo edificio de viviendas en la calle de Atocha nº 38, muy cerca de la Plaza de Antón Martín con 39,90 m. de fachada y 45,30 m. de fondo. Este mismo arquitecto había terminado recientemente con gran éxito otro local, el Cine Ciudad Lineal, en la calle López de Hoyos también propiedad de la familia Reyzabal. El edificio de líneas modernas y con un interior elegante y suntuoso, se realizaría con estructura de hormigón armado y estaría dividido en tres actividades diferenciadas, la primera una sala de fiestas en sus sótanos, la segunda una sala para cinematógrafo, y una tercera destinada a  oficinas privadas. Sus fachadas eran parcas en decoración, la planta baja estaba compuesta por grandes huecos acristalados que iluminaban el vestíbulo de entrada, las tres siguientes eran un muro de ladrillo visto sin ningún tipo de decoración, y las dos últimas estaban compuestas por una larga fila de ventanales correspondientes a las plantas de oficina. Sobre todas las puertas de entrada tanto a la sala de fiestas como al cine, se extendió una gran marquesina bajo la que se colocarían para reclamo de los clientes, grandes carteleras con el film en proyección.


El cine consulado en su primera etapa en los años 60.

En los extremos de la fachada se encontraban las puertas de acceso y desalojo de la sala de fiestas, en la parte central un gran hueco con seis puertas de dos hojas de cristal de entrada y desalojo del cine. El resto de la fachada estaba ocupada por las taquillas del cinematógrafo y la sala de fiestas.


Planta baja del edificio.

El vestíbulo era muy elegante y moderno, estaba solado en mármol de varios colores formando rectángulos, las paredes estaban forradas de tableros de madera y cristales. Las escaleras estaban sujetas por una estructura de hormigón armado en su centro, los peldaños eran grandes planchas de hormigón y mármol y no tenían guardavivos, dando más diafanidad a la estancia. Barandillas metálicas, pasamanos de madera y mil detalles de buen gusto. El vestíbulo era muy alto, de dos pisos, ya que ocupaba parte del entresuelo por un hueco en su techo, desde este, se llegaba a ver la planta primera. La distribución era muy compleja y las escaleras no se superponían en un cajón como en el resto de los casos vistos hasta el momento, si no que nacían desde cualquier rincón y se desarrollaban de forma intringulada para conceder un acceso rápido y cómodo.  En el lado derecho junto a la escalera principal, se había construido el guardarropa del mismo material y muy amplio, ya que la sala pasaría a ser la tercera en Madrid por capacidad con casi 2.000 localidades de aforo. Se accedía al patio de butacas por cuatro puertas colocadas en dos grupos,  construidas de madera y que se abrían hacia fuera para poder desalojar la sala rápidamente. No faltaba ningún detalle, bajo los dos tiros de escalera se encontraban los accesos a los retretes instalados en la planta sótano.[...] 

El resto de la información la podrán encontrar en la página 301 de mi libro "Cines de Madrid"

14 comentarios:

  1. Desconocía que el cine Consulado fue un cine de estreno en plan lujo al estilo de los de la Gran Vía, ya que durante los años ochenta era un cine de sesión continua que programaba junto con Liceo, Garden, Versalles y Victoria, donde se proyectaban las películas que llevaban varias semanas en los cines Reyzábal de mayor renombre como el Palacio de la Prensa, el Carlos III, el Roxy A, el Callao, el Velázquez, el Princesa o el Windsor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Coxis, gracias por tu comentario. A mi tampoco me queda muy claro que fuera una sala de estreno, yo creo que era mas bien de reestreno, aunque como casi siempre terminase poniendo los tan añorados programas dobles en los que podias estar inmerso toda una tarde de domingo. Gracias Coxis.

    ResponderEliminar
  3. El actual edificio se llama también Consulado.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, se me olvidó añadirlo aunque te agradezco tu aportación, poco a poco se va reconstruyendo la historia.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo, la primera foto es magnífica, como me gustaría poder ver esas fachadas y carteleras hoy en día...
    Muchas felicidades por tu blog David, estás haciendo una aportación excepcional. Te agradazco que pasarás por el mío, que aunque de forma más modesta, busca el mismo obejetivo, que es de intentar que no caigan en el olvido todos estos templos que fueron únicos y ahora, desgraciadamente, ya no existen.
    He puesto un link a tu blog desde mi página, en la sección de favoritos.

    Saludos desde Barcelona!

    Jose

    ResponderEliminar
  6. Hola Jose, gracias por tu visita. La verdad es que es realmente extraño ver una cartelera grande, creo que sobre la puerta ya no existen en ningun sitio, y menos estas hechas a mano. La verdad que es totalmente cierto que esto ya se ha perdido. Gracias por el link, intentaré insertar yo tambien uno, aunque no se me da muy bien todavia el dominar esto. un saludo, espero verte mas por aqui. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola David. Felicidades por tu fántastico blog, que visito asiduamente para leer su bien documentado contenido sobre nuestros añorados cines madrileños. Por cierto, creo que los únicos que conservan la tradición de pintar las carteleras son el Palacio de la Musica (en pequeño tamaño y solamente el título) y el Roxy A (más grandes y muy simpáticas, ya que como en las de los antiguos cines de barrio no están muy conseguidas, y todos los actores y actrices están irreconocibles y normalmente vizcos). Lo dicho enhorabuena y adelante con el blog que merece mucho la pena. Un saludo. Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me olvidé comentarte el FAcebook de mi padre. Antonio Iñigo Camus.

      Eliminar
  8. Hola Javier, muchas gracias por tu comentario. Ciertamente el Palacio de la Prensa ( Confundiste con el palacio de la musica) y el Roxy sigue pintando en alguna ocasión carteleras, pero desde luego no tienen nada que ver con aquellas magníficas que pendian de las fachadas de cualquiera de los cines madrileños. Quizas aunque sea de una forma inconsciente sirva para atraer a los cinefilos mas araigados. Espero volver a charlar contigo en breve. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, aqui os mando mi pequeño aporte del cual estoy muy orgulloso, Esas carteleras de los Cines las hacian un Par de hermanos Antonio y Manuel Iñigo, Yo soy el hijo de Antonio y me he enganchado a tu Blog, porque hay muchisimas curiosidades que no sabia, y otras que me traen muchos recuerdos. En esto de la informatica no estoy muy puesto, pero he creado una Pagina de Facebook de mi padre, en el cual en el apartado Fotos-Albunes, podéis ver la obra de Mi Padre y de mi tio. Espero que disfrutéis como lo hago yo cada vez que las veo. Saludos Cordiales y me encanta tu trabajo.

      Eliminar
  9. David, me ha hecho mucha ilusión encontrar información sobre el Consulado y sobre todo de su sala de fiestas, que es lo que andaba buscando y que tiene gran valor sentimental para mi. Yo actué con mi grupo en este local como conjunto estrella en septiembre de 1967 y en febrero - marzo de 1968; de hecho la foto que ilustra el artículo es nuestra (soy el de abajo a la derecha); nos llamábamos "Los Ricky's" (no Richy's), éramos de Sitges (Barcelona) y conservo un grandísimo recuerdo de la cadena Consulado (inauguramos el Club Lisboa del Paseo de Extremadura como conjunto estrella), como de Don Julián Reyzábal, y también del Madrid de la época.
    Unos detalles: la Go-go que bailaba en la jaula de oro en los años 67-68 se llamaba Petra y era una chica de color con un movimiento y una marcha alucinantes!!! Y tampoco me puedo olvidar de la Orquesta de Juan Cano, que actuaba permanentemente en el club, además de der componentes de la Gran Orquesta de Televisión Española.
    Enhorabuena por tu blog, es sencillamente magnífico y me ha hecho recordar aquellos años de juventud.
    Saludos cordiales. Josep Maria Alegre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Josep, claro que me acuerdo de vosotros y de los muchos grupos que tocaban el aquellos tiempos una de las salas mas frecuentadas de Madrid de aquellos tiempos, entre los grupos que yo vi alli estaban Los Pekenikes, el que tocaba la trompeta en ese grupo se llamaba Vicente, y era amigo mio , tambien en ese grupo habia un chico llamado Lucas Sainz, que corria en Rallies,(no se si tenia algo que ver con Carlos Sainz el campeon del mundo).
      Tu blog me trae muchos recuerdos casi olvidados ,por el tiempo y la distancia.
      recuerdos desde Australia.
      Mariano

      Eliminar
  10. Hola Josep, muchas gracias por tu comentario. Espero sepas disculparme el error en el nombre, ya lo he solventado, algunas veces hay tanta información que a pesar de tenerlo en letras grandes metes la pata. Te pediría que si tienes alguna otra fotografía de ese día me la enviaras para publicarla, realmente de la sala de fiestas no hay casi. No obstante me alegra tu intervención, cualquier dato por mínimo que sea siempre es enriquecedor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola David y Joseph: No saben la alegria que me dio encontrar vuestro blog y comentarios referente a una epoca que llevo muy cerca de mi corazon. Yo fui uno de esos chicos que bailaron al ritmo de vuestra musica. Ahora, cerca de 40 años despues, esa epoca me parece algo que me gustaria volver a vivir y que constantemente añoro. Un abrazo a los dos desde Montreal, Canada. Alberto

    ResponderEliminar